La historia del Santuario
en la Asociación Central de la Medalla Milagrosa

Miraculous Medal Shrine

La historia de nuestro Santuario es una historia de gracia y oraciones escuchadas a través de la ferviente y amorosa devoción a Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

En 1875 se inició la construcción de la Capilla de la Inmaculada Concepción en Filadelfia, Pensilvania. La capilla estaba junto al Seminario de San Vicente y originalmente servía como lugar de alabanza para los seminaristas y sacerdotes de la Congregación de la Misión (CM), comúnmente conocidos como Padres y Hermanos Vicentinos.

La capilla fue consagrada en 1879 por el obispo Ryan, CM, de Buffalo, Nueva York. A petición del arzobispo James F. Wood, fue construida lo suficientemente grande para servir como capilla de los sectores aledaños hasta 1902, cuando la parroquia local construyó su propia iglesia.

Historia del Santuario

En 1912, el Provincial de los sacerdotes y hermanos de la Provincia Oriental de Estados Unidos se encargó al Padre Joseph Skelly, CM la especial misión de recaudar fondos para la construcción de un Seminario Menor en Princeton, Nueva Jersey.  El Padre Skelly colocó una pequeña medalla en cada una de las cartas que envió para recaudar fondos. Tan generosa fue la respuesta que trajo la intercesión de María Inmaculada que el Padre Skelly sintió que había una señal especial de gratitud hacia La Virgen María. En marzo de 1915, después de oración y asesoría, se decidió a formar la Asociación Central de la Medalla Milagrosa (CAMM), una sociedad dedicada a María, teniendo al Padre Skelly como su primer Director.

Fr. Skelly

La idea de formar la Asociación Central tuvo otras consecuencias. En 1927 se dio un cambio en la estructura de la Capilla. Se removió la zona del transepto (lado oeste de la Capilla), dedicada a San Vicente de Paúl y el área aumentó. En su lugar el Padre Skelly construyó el “Santuario Central de María”. Siempre hablaba de él como el “Centro y Corazón de la Asociación”.

En 1927 el Padre Skelly instauró una Novena de nueve días, cuatro veces al año, en la Capilla Pública de la Inmaculada Concepción. Durante tres años la Capilla acogió la Solemne Novena durante los meses de Noviembre (Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa), Febrero (Nuestra Señora de Lourdes), Mayo (Nuestra Señora Auxiliadora) y Agosto (Fiesta de la Asunción).

Las devociones en el Santuario se hicieron tan populares y fructíferas que el Director de la Asociación tomó otra decisión trascendental y valiente. Mientras conservaba la Solemne Novena  en preparación para la fiesta de la Medalla Milagrosa, decidió inaugurar un servicio semanal de la Novena. Después de consultar a las parroquias locales sobre sus actividades nocturnas, eligió el lunes como el día de la Novena Perpetua, en honor de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

El lunes 8 de diciembre de 1930, para rendir homenaje al aniversario Número cien de las apariciones de nuestra Santa Madre a Santa Catalina Labouré, el Padre Skelly inició el primer servicio de la Novena del Lunes. Utilizó un “pequeño folleto de Novena” que contenía las oraciones preparadas por sus hermanos especialmente para esta novena. Con el tiempo el número de servicios del lunes aumentó a doce.

La Solemne Novena y el “Santuario Central” de María aún existen. Cada lunes se realizan ocho servicios de Novena, así como la celebración de misas, la bendición y la confesión. En 1979 la capilla del santuario tuvo una importante renovación en la parte interior. Recientemente se cambió el tejado y se restauró el campanario. En 2008 se pintó todo el interior del Santuario.

En 2000 la Arquidiócesis designó la Capilla del Santuario como uno de los seis sitios oficiales de peregrinación. En 2002 la Arquidiócesis de Filadelfia informó que la Novena de la Medalla Milagrosa es la novena de devoción más popular en sus parroquias.La Asociación Central de la Medalla Milagrosa da gracias a Dios y a su Santísima Madre por escuchar el llamado de los pobres y necesitados durante todos estos años.