“Rayos de Gracia” de Nuestra Madre María

Descubra los milagrosos y hermosos frutos de la oración, “Rayos de Gracia”, oraciones escuchadas y favores otorgados por la Gracia de Nuestra Madre Santísima, quien los lleva a Su Hijo Misericordioso.

Los favores que recibimos de nuestra Madre María son simbolizados como rayos de gracia y consagrados en la Medalla Milagrosa. Cuando confió su misión de devoción a Santa Catalina, también nos dio dirección y esperanza. Los rayos representan nuestros favores, los cuales escucha y responde cuando la buscamos en amorosa devoción.

En la parte delantera de la Medalla Milagrosa se pueden ver los rayos que salen de las manos de María. Cuando María confió su misión a Santa Catalina le dijo que estos rayos “… simbolizan las gracias que derramo sobre aquellos que las piden”. Pon tu fe en nuestra Madre María y ella te llevará a una comunión más cercana con nuestro Señor.

La Asociación Central de la Medalla Milagrosa quiere compartir con usted estos favores reportados; sin embargo queremos declarar que términos como «milagro» y otros semejantes, cuando se utilizan aquí sólo tienen un valor puramente devocional y que sometemos sin reservas al juicio de la Iglesia Católica los hechos que narramos.

La Virgen María protege a un hombre durante una caída

A los 76 años tuve una caída muy dura en un piso de baldosas. Me caí sobre el lado derecho de mi cuerpo. Llevaba mi medalla milagrosa en ese momento. Me quedé allí por un rato y cuando me levanté me di cuenta que no tenía huesos rotos ni lesiones en absoluto. Yo esperaba estar adolorido y encontrar algunos moretones pero no tenía nada, solo un poco de dolor pero ningún moretón ni hueso roto. Me tomaron radiografías y todo está bien. La Santísima Virgen me protegió de las heridas. Gracias Santísima Madre.

María lleva al cielo al esposo de una mujer

Tengo 76 años y he llevado una Medalla Milagrosa desde que recuerdo. También rezo un rosario diario. Mis oraciones fueron escuchadas el 15 de febrero de 2015, cuando La Virgen María vino a llevar a mi esposo al Cielo.
Melvyn, mi marido de 36 años,  fue diagnosticado en abril de 2014, con cáncer de vejiga incurable. Sufrió terriblemente durante 10 meses. Fue hospitalizado tres veces y su última hospitalización fue durante los últimos diez días de su vida. Fue criado como Anglicano y nos casamos en la Iglesia Católica. Asistió a las bodas y bautismos de mis dos hijos de un matrimonio anterior. Cuando viajábamos siempre buscabamos una iglesia católica el sábado por la noche para poder asistir a misa el domingo … así que, ¿era un hombre religioso? Sólo Dios puede responder eso.Para hacer la historia corta, Nuestra Madre Santísima vino a buscarlo para llevarlo al Cielo, el domingo 15 de febrero de 2015, alrededor de las 9 pm.El viernes anterior, mientras señalaba el techo, me dijo: “Mary Ellen, mira a la señora. La ves? Date la vuelta y mira a la señora.” Di la vuelta y miré, luego lo miré y le dije: “¡Oh, es la Vrigen María que viene para llevarte al cielo!”

Después vio a mi papá y a otras personas que ya habían muerto, así que pensé que el fin estaba cerca. Entró en coma alrededor de las 7:30 de la noche del viernes y no se movió el sábado o el domingo. Le pedí a mi primo, el Padre Keith, que viniera a orar por él alrededor de las 7 pm del domingo por la noche. Roció agua bendita por todas partes, asegurándose de que el diablo no estuviera acercándose a Melvyn.

A eso de las cinco de la tarde recogí el agua bendita e hice la señal de la cruz en su frente y le dije: “Sabes que ya es hora de que estés con Dios”.

Melvyn abrió los ojos, me miró directamente, respiró hondo y cerró los ojos. Lo miré y le dije: “¿Vas a tomar un respiro?”

Sabía que la Santísima Virgen lo había llevado a casa.

Oraciones a María ayudan con las finanzas y el tratamiento de cáncer

Hace cuatro semanas vine al Santuario para pedir en oración por las finanzas de mi esposo y por mí. Poco después de orar, una posición de director se abrió en la empresa de mi marido. A pesar de su corta edad le ofrecieron esta posición y un aumento significativo que nos permitirá pagar por los medicamentos y el mantenimiento de la casa. La Virgen María nos ha guiado en los últimos dos años desde que he venido aquí: tratamientos contra el cáncer, problemas médicos y ahora con las finanzas. Estoy muy bendecida y agradecida por su constante apoyo, amor y luz. ¡Muchas gracias a Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa!

Las oraciones de la novena dan a un hombre una segunda oportunidad

En mayo mi marido fue diagnosticado con una forma rara de linfoma e inmediatamente empezó una serie de tratamientos de quimioterapia para combatir la enfermedad. Varios de nuestros amigos y parientes se unieron a mí para ofrecer nuestras oraciones a María en la Novena de Germantown (incluyendo la Novena especial en junio) para que los tratamientos tuvieran éxito y Nuestro Señor, a través de la intercesión de la Virgen María, respondió a nuestras oraciones. Los últimos exámenes de mi marido no mostraron signos de la enfermedad. Gracias a Nuestro Señor y a su Santísima Madre por darle a mi esposo una segunda oportunidad.

María preserva la vocación de una mujer

Cuando mi madre me estaba esperando le dijeron que yo iba a ser deforme y mentalmente discapacitada, pero me gradué como médico y PhD gracias a la intercesión de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, a quien mi madre acudió para pedir ayuda. Después de la residencia, empecé la formación y tomaré los votos el 6 de agosto de 2016. Durante los últimos 30 años he venido al Santuario con frecuencia y me confieso aquí regularmente. ¡Doy gracias a Dios por el Santuario de la Medalla Milagrosa y por permitirme perseverar en mi vocación!

La Medalla Milagrosa salva a un hombre de sufrir un paro cardíaco

En 2010, estando en Lourdes, le compré a mi esposo una hermosa medalla milagrosa. También visitamos el Santuario de la Medalla Milagrosa en París y hemos hecho la Novena todos los sábados durante muchos años.
En octubre de 2014  estábamos en la boda de su ahijado cuando mi esposo sufrió un paro cardiaco. Dos enfermeras y un médico que también estaban invitados empezaron la rehabilitación cardiopulmonar después de cortar su chaqueta, camisa y corbata. Sólo la  Medalla permanecía en su pecho.Empecé a rezar el Ave María una y otra vez y pronto se formó una multitud que empezó a rezar conmigo. Durante 20 minutos no pudieron recibir pulso. Entonces un trabajador encontró un desfibrilador y se lo dio al médico. Después de la segunda descarga, el pulso de mi marido regresó y una ambulancia lo llevó al hospital.Después de un período de recuperación de dos meses pudo volver a trabajar y los doctores aún no pueden creer que solo haya sufrió un daño mínimo en su corazón. Incluso lo llaman milagroso.

Sabemos que la Virgen María lo trajo de vuelta, al tiempo que aumentó la fe de todos en la boda.

Sigamos difundiendo la devoción. La Virgen María nos está escuchando.

María consuela a un hombre después de perder a su esposa

Cuando asistí a la misa de las 9 en la Fiesta de la Solemnidad de María, el 1 de enero de 2013, pedí a la Santísima Virgen que llevara a mi esposa Shirley a casa. Llegué a casa poco después de las 10am, y a las 11:05am María respondió a mi oración. La corta batalla de mi esposa contra el cáncer de páncreas llegó a su fin cuando entró en la vida eterna acompañada por la Virgen María. La misma imagen de Nuestra Señora de la Gracia, que está en la membresía de lujo de mi esposa, está grabada con láser en nuestra lápida junto al Sagrado Corazón de Jesús. Shirley fue enterrada con su collar de la Medalla Milagrosa y mi Rosario en sus manos. Ruego que Nuestra Señora y su Hijo permitan que todos los Rosarios que rece durante mis años restantes se unan al Rosario que ella siempre tendrá en sus manos.

Niño autista recibe beca durante Novena

Mi nieto, que es autista, necesita ayuda especial con lectura y entrará a sexto grado. Se recomendó que asistiera a una escuela especial. El costo era de $ 40,000 al año. Solicitamos una beca y durante la Novena de la Misericordia oré por esto. Recibimos una llamada durante la Novena y nos informaron que habiamos recibimos la beca. Gracias Virgen María por escuchar una vez más nuestras oraciones.

María proteje a una mujer de sufrir un accidente de auto

El 17 de junio de 2016, el interior de mi coche estaba lleno de olor a rosas. Sabía que iba a “casa” con mi Madre celestial o que ella me estaba protegiendo. Cuarenta y cinco minutos más tarde, cuando salía de un estacionamiento, un coche encendió una luz roja y se dirigió hacia la ventana de mi auto pero milagrosamente “giró” frente a mi. Me pude haber matado si no hubiera sido por la protección e intercesión de María. Después de decir una oración de acción de gracias, el olor de las rosas se disipó lentamente. Soy muy afortunada.

La medalla milagrosa recibida en un autobús conecta a un hombre con María

“Recibí una Medalla Milagrosa mientras esperaba el autobús. Una señora vino, me lo dio y se fue. Al cabo de una semana, a través de un video, llegué a conocer esta medalla, que la Madre María personalmente diseñó y regaló a Santa Catalina Labouré, y desde entonces la he llevado en el cuello … Debo admitir que siento una profunda conexión y devoción a la Virgen María y me da una inmensa fuerza para lidiar con mis situaciones cotidianas con más paciencia y amor. Madre María, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte … y llévanos a la vida eterna. “

Condición de la piel es curada durante la Novena de la Medalla Milagrosa

Durante el verano de 2015 desarrollé una picazón en todo el cuerpo. Visite a dos dermatólogos especializados, me realizaron exámenes de sangre, una biopsia de piel, me dieron varios cremas medicinales pero nada funcionaba. Pasé más de tres meses sin poder dormir. El médico no podía identificar la causa ni la cura. Del 16 al 24 de noviembre de 2015 hice la Novena de la Medalla Milagrosa y rogué a Nuestra Señora que me sanara. Antes de que terminara la Novena la picazón había desaparecido. Disfruté mis vacaciones de Acción de Gracias con mi familia. En la fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa la Virgen María siempre responde a mis peticiones pero ésta fue la más significativa y más grande que me ha concedido. ¡Muchas gracias, Santísima Madre!

La Medalla Milagrosa consuela a una madre después de la muerte de su hijo

En febrero de 2012 mi hijo desarrolló lo que se pensaba eran problemas de reflejos. Eventualmente sus síntomas llegaron al hígado. Mientras yo luchaba con la decisión de los médicos de terminar con la respiración asistida, entregué la vida de mi hijo en manos de Dios. El 14 de febrero de 2012 mi hijo dejó este mundo para estar con Dios. Durante las etapas finales de su enfermedad, mi hijo fue ungido con aceite sagrado. Parecía estar en paz e incluso sonreía. Considero que como madre fue un honor y consuelo preparar a mi hijo para su encuentro con Dios en el cielo. También sé que la Madre María estuvo a su lado durante toda la enfermedad. La Medalla Milagrosa que llevo me da la seguridad que mi hijo está con mi esposo en el cielo.

La Medalla milagrosa: un regalo en medio del dolor

Durante años fui la persona que cuido de mi madre pero eventualmente la trasladamos a un centro de cuidados. Elegimos esto después de muchas oraciones a la Santísima Madre. Lo que más pedía era que María escuchara mi oración y que mi madre no muriera sola. Desde enero de 2010, mi marido tenía la sensación de que debería empezar a decir “adiós” a mi madre. Al principio me sentí incómoda haciendo esto pero Dios me abrió muchos caminos. El 3 de febrero de 2010, a las 9 pm, recibí una llamada y me dijeron que mi madre se estaba yendo. La enfermera nos aconsejó a mi esposo y a mí que fueramos a verla. La nieve, que había caído unos días antes durante una gran tormenta, había desaparecido. Esa noche mi marido y yo pudimos viajar por las carreteras con mayor seguridad. Tres horas después de nuestra llegada, mi madre murió pacíficamente. La Medalla Milagrosa colgaba estrechamente junto a la cama.

Bebé es curada a través de la intercesión de María

En la noche del nacimiento de mi nieta, su madre me llamó, estaba llorando. A su bebé Lana Marie le debían hacer una radiografía pues los doctores encontraron lo que parecía ser un agujero en el corazón. Llamé a varias cadenas de oración, sin embargo el primero en responder fue el Santuario de la Medalla Milagrosa. A la mañana siguiente, después de una segunda radiografía, no se encontró agujero.

María prepara a una hija para la muerte pacífica de su madre

Mi madre llevó la Medalla Milagrosa hasta el momento de su muerte. Mi oración a María era que mi madre muriera sin dolor y en presencia de familiares y amigos. María me respondió. Además mi madre fue enterrada en un día hermoso y soleado. Estoy en paz, sabiendo que la Virgen María ayudó a preparar a mi madre y a mí para que mamá entrara en la vida eterna.

Oraciones a María Ayudan a padre e hija a reunirse

Mi esposo se había alejado de su hija mayor. La falta de comunicación hacía que su vida fuera muy agobiante. Oré a María: un día volví del trabajo y me eneteré que la hija de mi esposo había llamado! Hablaron amorosamente y se aceptaron, gracias al amor y cuidado de María Inmaculada

Promotor de CAMM: 45 años de gratitud a María

Tengo 80 años y por 45 años he enviado $ 5 al año a la Asociación Central. Para mí era mucho dinero. Soy un promotor de CAMM. ¡María es la flor del mundo! Ayuda a mi familia. Siempre estoy agradecido con ella.

Medalla Milagrosa previene lesiones graves en la cabeza

Soy un hombre de 84 años. En una reciente visita a Francia me caí de cabeza por unas escaleras. Podría haber quedado inválido o seriamente herido pero no tenía huesos rotos, ni magulladuras, ni un golpe en la cabeza. Cuando regresé a Estados Unidos, una tomografía computarizada mostró una hemorragia sub-dural moderada. María me protegió. Nunca me quito la medalla milagrosa.

María ayuda a una mujer a sanar debido a una crisis nerviosa

En 1976, como parte de mi recuperación de una crisis nerviosa, mi tía me dio una Medalla Milagrosa. Entonces me convertí en una fiel promotora. Los favores son demasiado numerosos para enumerarlos.

La Medalla Milagrosa salva vidas en accidente de coche

La Asociación de la Medalla Milagrosa es mi familia extendida. Recientemente mi nieta logró escapar de su coche cuando se deslizaba sobre el hielo y se dirigía hacia un muro. Su padre llegó a la escena. Él y su hija vieron como en el mismo lugar otro coche se deslizaba y demolía su auto. Mi nieta mantiene la medalla milagrosa en su auto. El hermano de la joven es un alcohólico en recuperación y está cambiando su vida. Gracias por el amor y la seguridad.

Devotos celebran el aniversario de bodas en el Santuario

En 1990, para nuestro aniversario de bodas número 25, visitamos la enfermería de Santa Catalina en Germantown, Filadelfia. Oramos para que muchos de los sacerdotes vicentinos que visitamos puedan aún celebrar la misa. Planeamos otra visita en agosto de 2015. ¿La ocasión? ¡Nuestros 50 años!

 Medalla Milagrosa es compartida con más de 100 personas

Hace 68 años me dieron una medalla milagrosa en el trabajo. He compartido la medalla con más de 100 personas.

Promoción de la Medalla Milagrosa: Tradición Familiar

Mi madre llevaba la Medalla Milagrosa todos los días y la medalla está grabada en la lápida de mis padres. Mi madre siempre enviába al Santuario una lista de amigos para que rezaran por ellos. Recientemente, al revisar los papeles de mi mamá, encontré una carta del 6 de abril de 1959. Contenía un certificado de membresía  y un crucifijo. Me gustaría continuar el trabajo de mis padres de promover la Medalla Milagrosa. Me honraría promover la medalla de María.

El rosario lleva a la reconciliación

Hace aproximadamente un año y medio me pidieron que hiciera el Rosario como parte del cumplimiento del Sacramento de la Reconciliación. Rezé el Rosario cuando iba camino a visitar a mi hija en la cárcel. Con frecuencia me sentía impaciente y enojado con mi hija. Mis visitas a ella en la cárcel resultaban infructuosas y parecían empeorar las cosas. Después de rezar el Rosario ese día sentí la necesidad de rezar el Rosario diariamente. Al poco tiempo las visitas con mi hija eran tranquilas y fructíferas. Ahora incluyo las intenciones de mi hija cuando rezo el Rosario. Agradezco también a la Virgen María, a Santa Bernadette y Catalina Labouré por sanar esta relación. Ahora estoy completamente reconciliado con la Iglesia Católica .– SGM Harry R. Roney (USA jubilado), Blackshear, Georgia 31516

Quiste desaparece

Mis hijos y yo siempre oramos el Rosario todos los días. El mes pasado y me diagnosticaron un quiste ovárico. Era bastante grande y me pusieron en tratamiento. Los doctores aconsejaron que debía ser removido, pero una ecografía y análisis de sangre tenían que hacerse antes de eso. ¡Aleluya! ¡El quiste había desaparecido! No había ninguna señal de él en absoluto! Es un milagro debido a la intercesión de la Madre María. ¡ALABADO SEA EL SEÑOR! AMÉN.

Estatua derribada salva una vida

A la hora de acostarme recito una oración de la infancia que mi madre me enseñó. En un martes lluvioso de enero, una invocación en esa oración cobró vida. El suelo empapado de lluvia causó que nuestra estatua de Nuestra Señora del Monte Carmelo, de 24 pulgadas, se derrumbara y cayera en el barro. Le pedí a mi marido que la levantara. Cuando se inclinó para hacerlo se lesionó la espalda. Un diagnóstico de ciática de la pierna derecha y varias semanas de fuerte dolor. Una radiografía de seguimiento reveló un vaso sanguíneo agrandado cerca de su estómago y fue necesario realizar un ultrasonido. El ultrasonido verificó un aneurisma aórtico abdominal cerca de las arterias hepáticas de 3.9 centímetros, en un área donde era posible la intervención. Esta condición, si no se detecta, puede matar en cuestión de segundos. Si la estatua no se hubiera caído, la cadena de acontecimientos que se desplegaron para alertarnos de su condición nunca habría ocurrido. María, Madre de todos nosotros, respondió a mi oración de súplica que le hago cada noche: “Si algún peligro se acerca a mí, oh Virgen María, despiértame”.

La Medalla Milagrosa cura en minutos la pierna de una mujer

Mi esposo y yo fuimos a una misa de sanación en Arizona. El sacerdote nos dijo que oraría por nosotros, pero que sólo Dios puede sanar. La señora que estaba sentada a mi lado era muy infeliz, ya que sentía que sus oraciones nunca eran escuchadas. Tenía una pierna muy hinchada y llevaba un soporte para poder caminar. La mujer necesitaba a su hija para ayudarla ya que su marido había muerto. También le habían asesinado a un hijo.Le dije que empezara a rezarle a María y le di mi Medalla Milagrosa. La guardé en su chaqueta y rogué a María que le pidiera a Jesús que la sanara a ella en lugar de mí. Cuando regresó a nuestro asiento, después de que el sacerdote había orado por ella, la pierna estaba bien y su hija llevaba el aparato en su mano. La mujer se detuvo y levantó sus pantalones para mostrarme su pierna, que ahora tenía un tamaño normal. Le dije que siguiera usando la Medalla Milagrosa y pidiendo a María que intercediera con Jesús. Los milagros suceden.

Oraciones encuentra a hermano perdido

Mi hermano, que no tiene hogar, no se había puesto en contacto con nuestra familia durante dos años. Esto era preocupante ya que él se comunicaba con alguien de la familia algunas veces al año. Nuestra familia decidió llamar a la policía y lo pusieron en la lista de personas desaparecidas. Encabezé la búsqueda y mi otro hermano me dijo que encontrarlo sería como encontrar una aguja en un pajar. Le dije que Dios nos ayudará a encontrarlo.Recientemente compré una Medalla Milagrosa y empecé a rezar a María para ayudar a encontrar a mi hermano. Empecé a rezar en octubre y lo encontramos en diciembre, en la fiesta de la Inmaculada Concepción. Pensé que era la manera de la Virgen de decirme que era Ella quien respondía a mis oraciones. ¡Gracias, Madre María!

María respondió oraciones para curar un extraño cáncer

En diciembre de 2013 mi suegra  fue hospitalizada debido a un extraño cáncer. Se puso muy mal y todos pensábamos (incluyendo los médicos) que moriría y que esos serían sus últimos días. Rezamos la Novena de la Medalla Milagrosa y le dimos una tarjeta para que la sostuviera. En la semana siguiente estaba fuera del hospital, se recuperó completamente y la mutación que había causado la enfermedad había desaparecido. La enfermedad sigue ahí, pero la tenemos a ella por más tiempo y estamos agradecidos con Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

María salva a una familia de un accidente de auto

Hace muchos años, mi marido, mis dos hijos y yo regresábamos de visitar a mi suegra que estaba muy enferma. Era invierno, estaba ocureciendo y empezó a nevar. Debido a las bajas temperaturas las carreteras estaban muy resbaladizas y no nos dimos cuenta de que habían trozos de hielo. De repente nos deslizamos hacia el carril contrario. Mi marido trataba de conducir nuevamente hacia el carril de la derecha pero no lo lograba.
Empecé a rezar “Ave María, llena eres de Gracia …” y de repente llegamos a un lugar seco y volvimos de nuevo por el carril derecho (no había otros autos en ese carril). Aterrizamos en el terreno de una granja. Todos teníamos nuestros cinturones puestos y nadie estaba herido. Continuámos el viaje sin ningún problema. Agradezco muchas veces a la Santísima Virgen y quiero que todo el mundo sepa lo poderosa que es su oración. Hemos llevado la Medalla Milagrosa por lo menos 20 años y lo seguiremos haciendo.

Envíe su favor recibido

Comparta su historia con nuestra familia de oración, aquí en la Asociación Central de la Medalla Milagrosa.

Comentarios o preguntas son bienvenidos.

* indica campo requerido